martes, 9 de enero de 2018

METEOROLOGIA ADVERSA


Nubarrones negros en el horizonte del nuevo año. Pasada las alegrías forzadas de las festividades navideñas, la realidad vuelve a imponerse con descarnada crudeza.

Los sueldos no suben y las pensiones tampoco en el porcentaje que debieran y, tras tres años con crecimientos del Producto Interior Bruto superiores al 3% y con una previsión de crecimiento medio del 2,5% para los próximos ejercicios, iniciamos 2018 con la amenaza de una nueva pérdida de poder adquisitivo.

Sin ir más lejos el recibo de la luz se encarece un 33 % desde estos días. Un recuerdo que nos deja helados y no precisamente del frío polar que tiñe de blanca nieve el escenario.

Y, mientras tanto, la comisión del congreso que debía encargarse de ello no ha admitido a trámite la proposición por la cual los políticos dejarían de cobrar del Estado una vez finalizado su mandato


Al menos 500,000 españoles, según contó Jordi Ëvole en televisión, habían firmado la pertinente solicitud que solo persigue eliminar la que a todas luces es una injusta prebenda, pero está visto que nuestros representantes públicos se enfrentan entre ellos hasta por nimiedades absurdas... menos cuando se trata de defender  la olla gorda en la que  meten la cuchara.

domingo, 7 de enero de 2018

LA ESTELA DE LOS MAGOS


Esa cola luminosa que fue dejando la estrella conductora de los enigmáticos personajes que visitaron a Dios acabado de hacerse niño en Belén y que hoy todavía estudian los sesudos investigadores del hecho bíblico, que relata el apóstol Mateo, sin encontrarle explicación plausible, deja también, cada año, un impalpable reguero de felicidad.

Escrito esto así puede parecer un rezagado y obsoleto comentario sobre la llamada fiesta de la ilusión, pero no es tal. Cuando los matrimonios que resisten el vendaval de las separaciones permanecen unidos, a sus vástagos pueden ofrecerles las mentiras golosas de las visitas imposibles de los tres monarcas cargados de juguetes cuya presencia se acredita dejándoles tres copas de anís y unos dulces navideños al lado de los zapatos.

Esto era lo tradicional que, pese a todos los intentos de descrédito, se mantiene hasta nuestros días. Con sustanciales alteraciones generacionales inevitables. Los niños crecen, se hacen adultos y nuevos críos ocupan el puesto de los anteriores.

Los padres se hacen abuelos y, al llegar al otoño de sus vidas, ocupan el mágico ámbito artificial de la superchería que antes se reservaba exclusivamente a la inocente credulidad de la infancia.

Los Reyes Magos me han traído este año, entre los regalos esperados, algunos objetos sorprendentes: las misivas de acompañamiento con las que mis nietos suplantaban a los regios mensajeros firmando como ellos.

Cartas redactadas en el ordenador contagiadas de las nuevas grafías de la comunicación a través de móvil, pero confeccionadas con terminología ampulosa simulando estar escapadas del dictado de Melchor, Gaspar y Baltasar.

Para mí es la estela de los magos. El mejor regalo que podría haberles pedido en esta ocasión..

 

miércoles, 3 de enero de 2018

LOS REYES MAJOS


Los niños de mi época cuando queríamos fastidiar a alguno de la pandilla le amenazábamos con decirle quienes eran los Reyes Magos, señal evidente de que se trataba de un secreto bastante conocido que se guardaba por conveniencia.

Todavía no había llegado Papa Noel ni ninguno de los competidores de los regios personajes que hoy se adelantan a su visita con el inocente (pero menos)  propósito de que los regalos se multipliquen por dos.

No había más reyes que los reyes y tampoco eran monarcas sino astrónomos anticipados a los modernos telescopios y a los satélites artificiales que confunden su brillo  con el de las estrellas en las despejadas noches de la sequía.

Una chiquilla morenilla con los ojos muy negros y muy grandes miraba sentada en el primer peldaño de una escalera el espectáculo luminoso de la noche estrellada. Me dijo que se sentía bien y que estaba segura de que allí había vida.

El Rey Alfonso décimo que era sabio y poeta probablemente lo creía también cuando ejercía como estrellero en sus horas libres en los Alcázares sevillanos.

Mirando a las estrellas supieron los tres enigmáticos personajes que se reproducen en todas las Cabalgatas el nacimiento del Niño Dios. Menos Artaban, el cuarto rey, que llegó tarde.

Pero tampoco estamos seguros de que fueran cuatro. San Mateo que es el único evangelista que refiere la visita, no lo aclara. Y ya, en nuestro tiempo, el Pontífice emérito Benedicto XVI tampoco se entretiene en eso, aunque descubre que sus meditaciones le llevan a concluir que eran andaluces de Tartesos y así lo escribió en un libro sobre la infancia de Jesús que hace unos años le publicó Planeta.


(Por eso he titulado este texto no con error ortográfico de los que hoy abundan  hasta en la tele cuando el redactor de rótulos  escribe  “detrás suyo” o “delante suyo”, sino a propósito. Mago se escribe con ge y Majo con jota. Hasta ahí llego)

sábado, 23 de diciembre de 2017


Era como aquella vez

que sucedió en Palestina:

Cansado un hombre camina

y detrás va su mujer.

Un hijo les va a nacer.

Intuye Ella el momento

sin cama ni alojamiento,

sin médicos ni hospital...

Y, en ese trance fatal,

ponemos el Nacimiento.

 

 

               ¡MUCHAS FELICIDADES!

                NAVIDAD 2017

 

miércoles, 13 de diciembre de 2017

LOS ONDAS EN SEVILLA, YA ERA HORA


 

Al fin se ha celebrado en la ciudad de la Giralda la entrega de los afamados premios Onda que creó la Sociedad Española de Radiodifusión para distinguir a los mejores profesionales de la comunicación sonora cuya ceremonia de concesión venía teniendo lugar en Barcelona.

Esto era así porque los catalanes se apropiaron de la mayor antigüedad de la radio concediendo a la Ciudad Condal la primacía. Radio Barcelona fue la emisora de la SER distinguida con el indicativo EAJ1 y a Radio Sevilla la postergaron a EAJ5. Fue un ajuste administrativo. Cuando ambas emisoras   dejaron de ser entes recreativos y pidieron autorización para convertirse en sociedades mercantiles, a Barcelona le dieron la licencia de inmediato y a Sevilla un año más tarde.

Por eso se produce la paradoja de que en el mismo número de la prensa en que se informaba de  la inauguración de la emisora barcelonesa figuraban los programas del día de la radio sevillana. Los estudiantes de periodismo supongo que podrán encontrar en la hemeroteca los comprobantes de todo esto con los ojos cerrados.

Radio Sevilla empezó a emitir en julio de 1924 y la nueva concesión se la dio la Dirección General de Comunicaciones el 31 de julio de 1925. Un año después.

Barcelona protagonizó un caso similar. Siguió el mismo camino burocrático. Pero recibió el permiso al día siguiente.

Luis Ezcurra en su “Historia de la radiodifusión española, los primeros años”, detalla ampliamente el proceso. Yo lo reduje en mi libro “Sevilla tras un micrófono”.

Me alegro que entre los premiados este año se halle Isabel Gemio. Fue compañera mía en el Centro Territorial de Televisión cuando lo dirigía Alfonso Cortés Cabanillas. Presentaba el magazine “Hoy mismo”, pero entonces se hacía llamar Isabel Garvi.

La veo, después de cada programa, revisando una y otra vez su grabación en vídeo para corregirse y hacerlo cada vez mejor.

No me extraña el premio. La felicito. A todos los premiados también.

Y, por supuesto a Sevilla, estrenada como ciudad anfitriona de la Gala de entrega de estas distinciones sesenta y cuatro años más tarde de tenerlo merecido por su decanato en la radiodifusión.

martes, 5 de diciembre de 2017

EL ROCIO SIN LA INMACULADA


Existiría, pero no sería el mismo. La Romería del Rocío le debe mucho a la Inmaculada Concepción de la Virgen María que Sevilla celebra cada año de manera singular. Los simpecados que ocupan el centro de las carretas templete que hacen el camino tuvieron su origen en las procesiones que, a modo de manifestaciones, cruzaron las calles de  la ciudad en aquellos años de los comienzos del siglo diecisiete, pidiendo al Papa que proclamase el Dogma.

Cuando en 1613 se produce un escándalo en el convento de Regina Angelorum que era de los dominicos porque un predicador de la Orden, fray Diego de Molina, había desarrollado en un sermón argumentos opuestos a la Concepción Inmaculada de la Virgen, en las calles el pueblo que se consideraba agredido por las palabras del clérigo al divergir éstas de su creencia secular en torno a  la Madre del Redentor, se manifiesta públicamente en contra.

Desde ese momento se sucede un cúmulo de revueltas populares de tono menor rápidamente sofocadas por los miembros de mantenimiento del orden público hasta que, dos años más tarde, el 23 de enero de 1615, se organiza una manifestación gigante desde el convento franciscano de San Diego ratificando la protesta.

A ella sigue otra el 29 de junio promovida por el Arzobispado. Y, en ésta, la Hermandad del Sagrario es la primera en exhibir una tela sobre la que se ha escrito un slogan en defensa de la Virgen Inmaculada.  A la tela, que se muestra alzada sobre las cabezas de los que procesionan suspendida de un travesaño horizontal, la  llama Simpecado tomando las palabras iniciales que más resaltan de la leyenda, “Sin pecado concebida”.

Un año después se inician las copias. El 19 de junio de 1616 en una solemne procesión concepcionista organizada por la Hermandad de Sacerdotes de San Pedro Advíncula, a la que asiste la del Silencio, ésta estrena un excelente guión con un rótulo similar.

Fueron los comienzos. Los benditos simpecados que cada año cruzan  caminos y veredas acompañados por las hermandades rocieras multiplican hoy los gritos de aquellos sevillanos que pedían a voces la ratificación del Pontifice de Roma de lo que ellos habían creído siempre, que Maria había sido concebida sin pecado original.

Da gusto presumir de sevillano
los días que Sevilla es más Sevilla
Allí cuando, en lo místico y profano,
cordial y generosa, intensa brilla.
El pecho lo sacamos muy ufano
lo mismo cuando deja la capilla
la virgen sobre paso soberano
que cuando se pasea una chiquilla
vestida por la feria de gitana.
Mas cuando la ciudad está enjoyada
y luce su belleza mariana
es cuando con celeste se engalana
el día de María Inmaculada

y uno es de Sevilla y de Triana.

miércoles, 22 de noviembre de 2017

UN OLVIDO PERDONABLE


Tenía olvidado el blog. Tal vez porque estaba cansado de hablar de lo mismo. De los catalanes.

Más que cansado, harto. Hasta el gorro. Como gran parte de los españoles. Y más en estos días con el vergonzoso y cobarde chaqueteo que se traen los gestores encarcelados del proces para eludir sus responsabilidades y recuperar la libertad.

No sé si ustedes han comprobado que ahora suelen hablar en castellano. Siempre lo hacen cuando detectan el hastío de la sociedad. Más de una vez he pensado que debo exigir que no detraigan de los impuestos con los que Hacienda grava mi pensión el porcentaje que corresponda a lo que se paga para retribuir a los traductores. Si quieren que yo me entere, que hablen en mi lengua. Y que pronuncien como yo. Como lo hacemos los andaluces con el seseo o el ceceo con el que exportamos a la America hispana nuestra hermosa manera de hablar.

Creo que fue un actor catalán apellidado Santacana el que recitaba el Tenorio en el Teatro San Fernando y cuando decía eso de “llame al Cielo y no me oyó – y pues sus puertas me cierra – de mis pasos en la tierra – responda el cielo, no yo” y vestía su parlamento con el mismo acento con que lo hace Arthur Mas en sus discursos, salió una voz del patio de butacas y le dijo:

--Si lo oyó, pero no se enteró de nada.

Eso quisiera. No enterarme de nada. Y a otro menester más grato me he dedicado. A poner letra a los pasodobles taurinos que no la tienen.

En 1992 aparecía con el sello Coliseum “La copla se viste de luces” un LP de doce cortes protagonizado por Macarena del Río que, aparte de los populares pasodobles “La Giralda” y “Nerva”, contenía partituras dedicadas a los toreros históricos Marcial, Domingo Ortega y Manolete y a los aplaudidos de aquellos años Espartaco, Fernando Cepeda, Litri y Rafi Camino.

En la actualidad, hay muchas y muy buenas partituras, pero las letras casi brillan totalmente por su ausencia.

La consecuencia es que las nuevas figuras de la canción carecen de composiciones de carácter taurino para incluir en su repertorio.

Y los mecenas y gestores de la vida de los toreros actuales no disponen de este fundamental medio de promoción.

A resolver estas carencias viene este propósito para cuya ejecución he contado con el fenomenal apoyo de la Sociedad Filarmónica Nuestra Señora del Carmen de Salteras y de manera singular con el director titular de la misma maestro Guillermo Martínez Arana.

Se ha comenzado con el pasodoble “Al Cid” que dedicara al diestro de Salteras el reconocido compositor y antiguo director de la Banda Militar del Regimiento de Soria,  Abel Moreno.

El mismo ha realizado la adaptación de la partitura prevista inicialmente para banda a la tesitura vocal de la cancionista. Y ha sido Esther Ponce una emergente estrella de la expresión musicovocal la encargada de interpretar la letra.

El invento lo estrenamos el otro día en la peña de Salteras que lleva el  nombre del torero.

Fue un éxito. De seguir así, recuperamos las corridas de toros en la Monumental de Barcelona.