jueves, 9 de noviembre de 2017

SIEMPRE TOCA A LOS MISMOS


El coste tremendo de la deriva separatista correrá a cargo del esquilmado bolsillo de los ciudadanos medios y las molestias de la actuación de los piquetes cortando calles y vías férreas ante la pasividad de los agentes del orden para que los belgas no les acusen de brutalidad policial las sufrieron los que iban a su trabajo y no se meten en semejantes líos tal vez porque ya superaron la barrera de esa juventud adoctrinada y envenenada metódicamente durante años a la que en la actualidad es muy difícil bajar del delirio de su droga.

Los años invertidos en esa concienzuda pedagogía están dando ahora sus frutos. Es imposible revertir la situación a corto plazo y que la joven sociedad catalana aferrada a la mentalidad que les han formado con supercherías caiga de sus errores.

Nada de esto se ha improvisado. Los dirigentes nacionalistas saben de sobras que han construido una ficción que defienden con palabras cínicas tratando de cautivar adictos.
Quienes creyeran que con la aplicación del artículo 155 de la Constitución estaba arreglado todo, pronto han caído de su espejismo. 

Al gobierno toca en este momento complicado y difícil dejarse de prebendas que nunca saciaron la implacable demanda de los separatistas y seguir por la senda de firmeza constitucional marcada por el monarca.


A ello yo añadiría algo más: aumentar la plantilla de sus asesores en Relaciones Públicas y pedirles que se pongan las pilas recordando el principio esencial sobre el  que actúan estos profesionales: “hacerlo bien y hacerlo saber”.

sábado, 28 de octubre de 2017

CARAS, CARETAS Y CAROTAS


Era cosa de ver las caritas de funeral de los que cantaban el himno de los segadores en el Parlamento catalán después de finalizar la representación esperpéntica antes de que cayese el telón.

La tragicomedia había llegado a su final. En la calle las masas de adolescentes envenenados se abrazaban felices. Allí los responsables cobardes que acababan de consumar el ilegal y condenable golpe a la democracia no podían disimular sus gestos de preocupación y sus caritas conturbadas.

Cualquiera puede tener la tentación de suponer que la angustia contenida que se palpaba en las apretadas facciones de los que a duras penas alzaban sus voces en un hemiciclo parcialmente vacío, se debía más a la presumible volatilidad de sus sustanciosos devengos que a su responsabilidad herida porque ésta no la han tenido nunca.

Se están haciendo cuentas. Cuando a los carotas se les han caído las caretas, empieza a aflorar a la superficie de los resultados monetarios el hecho cuantificable que demuestra lo caros que nos salían estos golpistas.

No solo por el dinero que se reservaban como emolumentos de sus disparates sino por ese dispendio de sus acciones foráneas con representaciones diplomáticas de guardarropía en diferentes países.


Hay que hacer balance. Cada uno debe afrontar sus responsabilidades. Esta aventura puede llegar a saldarse con un coste altísimo. Insisto en la tesis de mi entrada anterior.No es justo que seamos precisamente los españolitos a quienes desprecia esa casta de iluminados los que tengamos que pagar sus desmanes.

lunes, 23 de octubre de 2017

NO CON MIS IMPUESTOS




Es para ponerse de mala leche. Resulta que los medios públicos audiovisuales en Cataluña, Cataluña radio y la TV3,  han dispuesto en este año de un presupuesto de algo más de 236 millones de euros.

Y si esa cantidad, como dicen, la pagamos con el dinero que transfiere el Estado Español a la comunidad autónoma catalana una parte sale de mis impuestos, de esa carga impositiva que sufrimos los odiados españoles para que ellos nos pongan verde y alienten el separatismo desde cámaras y micrófonos.

Ahora me explico la contumacia estúpida de Puigdemond, Junqueras y demás miembros del grupo rector de la secesión catalana. Con esa sumisión borreguil hispana de callar y dar de cara han debido pensar que somos imbéciles.

Poco, a mi juicio, se han ensalzado las firmes palabras del monarca en Oviedo para lo que merecen y justo, justísimo, ha sido el palmetazo de Rajoy sobre la mesa.


Es inevitable hablar de esto. Lo españoles necesitamos un baño de patriotismo. Creo que era Beito Rubido el que lo decía. Pero también de seriedad y firmeza. Al pan, pan y al vino, vino. Y las cuentas, claras. En los países democráticos más avanzados, a la crisis de las ideologías la ha seguido la religión del dinero. Sobre todo cuando es el escaso dinero de la pensión de uno después de toda una vida de trabajo y hay que evitar su sangría por la herida forzosa de la agencia tributaria. 

jueves, 12 de octubre de 2017

UNA CAMPAÑA GENIAL DE PUBLICIDAD Y MARKETING


Andaba yo calibrando sobre lo de Cataluña con profunda meditación y no disimulada zozobra cuando vino a sonreírme el pajarito de la buena nueva, como ese que viene todos los días, al filo de la mañana para que yo le invite a una migaja de pan.

¿Quién ha organizado todo este lío?, me preguntaba ayuno de explicación razonable y motivación precisa. ¿Qué finalidad tiene todo esto?...

Y el pajarito me lo dijo. Tal vez porque acababa de picotear un suculento residuo de tostada del desayuno sazonado con azúcar y aceite.

Esto es una campaña de imagen, marketing y publics relations y la han encargado Rajoy y Su Majestad.

El presidente y el rey andaban un poco preocupados porque les parecía que los españoles cada día parecíamos más alejados de los sentimientos de amor a la Patria, del afecto a la bandera y de sometimiento a la Constitución que habían redactado entre todos.


Y llamaron en su ayuda a un gurú de la sicología publicitaria y de las campañas de imagen llamado Puigdemont cuya agencia había conseguido ya notables éxitos de planificación de medios, diseño gráfico y Social Media MK.

 

Inmediatamente el genio se puso manos a la obra contando con la ayuda de un copywriter apellidado Junqueras y de un jefe de cuentas conocido como  Romeva, famoso por sus incansables viajes a Cancillerías extranjeras en aviones low cost con absolutos éxitos de venta.

 

Y el resultado no se ha hecho esperar. Los españoles hemos vuelto a ser conscientes de nuestra identidad como pueblo histórico e invencible... hemos lucido nuestra rojigualda bandera común por doquier... nos hemos manifestado con gritos patrióticos...

 

Otro éxito indudable que el gurú Puigdemont  puede anotarse en su agenda.


Le ha dicho a la CNN que quiere entrevistarse con Rajoy en Madrid. Será para pasarle la factura. El Ministro Montoro está temiendo que le pida la supresión del IVA.

sábado, 7 de octubre de 2017

GANAS DE QUE PASE TODO


Llevamos muchos años de paz, de concordia, de bienestar. No estamos acostumbrados a estos sustos. Cuando la preocupación se palpa y empieza a invadirlo todo empezamos a sentirnos ahogados y taciturnos. Ansiando que el ciclo de zozobra termine pronto.

Ahora parece que se puede acabar el túnel ominoso. Empiezan a producirse síntomas que así lo anuncian. Aunque con tibieza y titubeos. Descartamos que pueda atribuirse también a nuestra propia ansiedad de superar las negruras.

Nada se desea más sino que Rajoy consolide su triunfo hijo de la paciencia, la firmeza y la lealtad. El niñato que rige los destinos o desatinos del PSOE seguirá diciendo NO, ayuno totalmente del sentido de Estado que debió haber heredado de alguno de sus predecesores y, si acaso, reunirá a las estructuras responsables de su aparato no se sabe si para reconsiderar su postura a la luz de  la sensatez de la carta de los notables de su partido o para ganar tiempo.

Pavorosa la portada de ABC con las armas que había solicitado recibir la Generalitat. Hace tiempo supe que había reclamado el pedido y el Gobierno le había contestado que el expediente se había atascado en la Intervención de Armas de la Guardia Civil.

Magnífico el papel jugado por la prensa responsable denunciando falsedades y aportando testimonios gráficos de manipulaciones y acusaciones engañosas y oportuna la viñeta humorística del policía que carga con un compañero herido en la espalda pidiendo ayuda para remediar esa puñalada “trapera”.


Menos mal que ayer empezó en la antigua Diputación “Territorio toro” y que la Virgen de la Salud de San Gonzalo va estar nueve horas en su paso de palio por las calles de la ciudad.

lunes, 2 de octubre de 2017

MENOS MAL QUE NO HUBO UN MUERTO


Esto no acabó ayer. Esto se hincha. El problema catalán, éste problema catalán, suma de los anteriores, empieza ahora.

Permitir que la cuestión catalana haya ido agravándose con el paso del tiempo hasta la situación que acaba de vivirse en la que los jueces hayan tenido que enfrentarse como cuadrilla de subalternos heroicos al toro avisado y peligroso que han sido incapaces de lidiar los espadas anunciados en el cartel, tiene bemoles.

El resultado magnificado por los reportajes televisivos con cargas policiales y numerosos afectados, contusionados o heridos, no lo hubiéramos querido ver nunca. Menos mal que no hubo un muerto.

Hoy España es triste protagonista de la prensa internacional. Y en la nacional destacan las palabras de Albert Rivera que acusa al Gobierno de candidez por haber confiado en los Mossos.

Pero ¿qué cabría hacer si no? El intento de golpe de estado secesionista urdido por la Generalitat era previsible que terminase así. Ellos son los únicos culpables.

¿Y ahora qué?... Ni ellos mismos lo saben.


El andaluz que tuvo que emigrar a Cataluña en busca de empleo porque le cerraron la fábrica donde trabajaba para ayudar a los catalanes teme  que en días próximos vuelva a leer la noticia de la remesa de fondos extraordinarios a aquella Comunidad.

viernes, 29 de septiembre de 2017

BANDERITA PARA EL FIN DE LA TEMPORADA


Dos veces más me han mandado al móvil el famoso pasodoble Banderita que le valió a su compositor el maestro Alonso condecoraciones y aplausos. Todas con su letra entrañable y bella que honra la enseña nacional, roja y gualda. “Banderita, tú eres roja. Banderita, tú eres gualda. Llevas sangre, llevas oro, en el fondo de tu alma”...

Es una manera de significarse en contra del desafío soberanista catalán  que vaya usted a saber cómo termina y el dinero que nos cuesta a todos los españoles. Se acaban en los comercios las telas amarillas y rojas para confeccionar banderas constitucionales y se multiplican estos mensajes sonoros.

Todo parece estar contagiado de este fervor patrio. Hasta la fiesta de los toros en la Maestranza que terminó su ciclo anual con la sangre del toricantano Rafa Serna y el  oro de los espléndidos naturales de Talavante. Es lo que queda para el recuerdo porque no se despacha más. La floritura de los clarines lo anunció sin palabras y los entendidos que se daban cita en los graderíos lo entendieron de inmediato. Hasta el Domingo de Resurrección se dijeron unos a otros con las miradas tristes.

Queda la tele. El abono de otoño en las Ventas y la feria del Pilar en Zaragoza. Aunque alguna que otra cadena no ceja en su empeño de denostar la Fiesta Brava.

La Sexta dedicó sus esfuerzos el otro día a pasear a una estudiante de veterinaria por festejos taurinos populares y ganaderías de prestigio y a conceder protagonismo a sus ideas preconcebidas sobre el maltrato animal que suponen las corridas.


Yo me puse a pensar mientras hablaba en la crueldad que significa meter a los caracoles vivos en agua hirviendo y azuzar el fuego hasta que mueren, pero no tuve ocasión de recordárselo. Además Victorino hijo que la recibió en su ganadería contrarrestó sus críticas con tan atinados argumentos que mi culinaria reflexión no hubiera hecho falta alguna.